Cinco reflexiones sobre el bloqueo de la Puerta del Sol

Cinco reflexiones sobre el bloqueo de la Puerta del Sol: "

Ante los acontecimientos de ayer, cabe hacer cinco reflexiones:

  • El Gobierno sigue sin tener ni idea: ocurrió en varias ocasiones y en distintas ciudades españolas en mayo y junio. Se desalojaron las acampadas y la respuesta fue rotunda con las calles desbordadas por ciudadanos. Esta vez, el Ministerio de Interior y el Ayuntamiento de Madrid han tropezado con la misma piedra. Desmontan la Puerta del Sol y, la misma tarde, entre 5.000 y 10.000 personas salen a la calle a manifestarse por todo el centro de la capital. Los políticos no han aprendido nada. No han escuchado nada.
  • Comerciantes: ¿Desde cuándo un grupo relativamente reducido de comerciantes tiene derecho a pedir más uso de fuerza a la policía sobre un conjunto de personas que ha superado los 50.000 ciudadanos sólo en Madrid? No cabe en ninguna democracia que un grupo pequeño de personas tenga capacidad ni derecho de presionar al Gobierno para satisfacer su propio beneficio económico. No se trata de lobbying, se trata de un grupo de minoristas que no quieren que la ciudadanía se manifieste. Pero no se quejaron ayer, cuando la policía dejó la plaza sin un alma y no ingresaron ni un mísero euro. Las personas, en una democracia, tienen derecho a manifestar su opinión de forma libre y sin coacciones, algo que no sucedió ayer.
  • El movimiento, con más fuerza que nunca: ayer por la noche no hubo 50.000 personas. Pero ayer por la noche hubo una manifestación convocada la mañana del mismo día. Alrededor de 7.000 personas asistieron a las concentraciones con muy pocas horas de antelación y en el mes de agosto. El poder de convocatoria del 15-M es absoluto, incluso en periodo vacacional y con manifestaciones organizadas el mismo día.
  • Tener memoria: el próximo 20 de noviembre habrá elecciones y la ciudadanía debe recordar la imagen de la Puerta del Sol que se vio ayer. Barreras policiales en las entradas de la plaza, un ejército de antidisturbios y decenas de furgonetas de policía. Ni siquiera pudieron entrar periodistas en la zona para informar sobre lo que ocurría, según afirmaron los enviados de El País. En un estado democrático, que los ciudadanos no puedan acceder a la plaza más emblemática de su localidad y que los periodistas no puedan informar libremente es inaceptable. Repito: hay que tener memoria el próximo 20-N.
  • Que blinden las plazas: el Gobierno no sabe cómo afrontar las protestas nacidas con el 15-M. Se le ha ido de las manos y no consigue manejarlo. Pueden blindar todas las plazas que quieran, que habrá manifestaciones y malestar generalizado. De hecho, es buena señal que sigan blindando plazas, ya que esto dará alas al movimiento.
  • 0 comentarios:

    Publicar un comentario

    Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.